Biología
  Documentos  
  Talleres
  Prácticas  
  Programa  
  Vida marina  
Ecología
  Documentos
  Talleres
  Programa
 
  Documentos Ecosistemas Colombianos  
  Geotrivias  
  Imagenes  
Grupo de biodiversidad
   
     
Inicio
   

TRABAJOS ESTUDIANTILES

 

LA PALMA DE CERA DEL QUINDIO

(Ceroxylon quindiuense)

 

ARBOL NACIONAL DE COLOMBIA: Ley 61 de 1985, Por la cual se adopta la Palma de Cera como Árbol Nacional.

 

ASPECTOS GENERALES

Nombre científico: Ceroxylon quindiuense

Orden: Príncipes

Clase: Monocotiledónea

Familia: Palmacea

Género: Ceroxylon

Nombre común: Árbol Nacional de Colombia, Palma de Cera del Quindío.

 

Forma de la copa: Penacho semiesférico, amplio y espeso.

Color: Verde oscuro a grisáceo.

Porte: Muy alto, alcanza hasta los 60 metros de altura.

Crecimiento: Muy lento hasta formar la base del tallo, luego medianamente lento en condiciones adecuadas.

Tronco: Cilíndrico, erecto, liso, cubierto con una capa de cera.

Follaje: Denso.

Corteza: Lisa, blancuzca, con anillos oscuros acentuados, dejados en forma de cicatriz por la caída
de las hojas.

Hojas: Pinnadas y de gran tamaño.

Flores:Agrupadas en racimos, color crema.

Fruto: En drupa globosa, dispuesto en racimos de color rojizo en estado maduro.

 

En el Quindío se encuentran tres especies, distribuidas en las laderas de la Cordillera Central:

  • Ceroxylon quindiuense
  • Ceroxylon andícola
  • Ceroxylon ferruginium

La Ceroxylon quindiense fue reportada por el famoso naturalista Alejandro Von Humboldt en el año de 1801 y clasificada por Karsten Wenldland.

 

DESCRIPCION DE LA PALMA

Raíz: La raíz principal se puede extender entre 1 y 5.4 mts de largo. Las secundarias son prolíferas y en forma enmarañada.

Fuste o Tallo: De color blanquecino con anillos asimétricos de color café oscuro, por lo regular crece recto, sólo muy excepcionalmente se ramifica. Alcanza hasta 60 mts de altura.

Hojas: Las desarrolla en el ápice formando un gran roseto o penacho de nervadura palmeada, casi siempre permanecen verdes.

Frutos: Los produce en forma de racimo, de color rojo brillante, constituídos por drupas que tardan en madurar 10 meses desde el momento de la polinización; un racimo puede llegar a pesar hasta 75 libras. Los frutos se pueden cosechar en los meses de abril y mayo. Se utilizan en la alimentación de ganado vacuno y porcino.

Siembra de la semilla: Se recomienda sembrar de costado para obtener un mayor porcentaje de germinación, la cual inicia cuatro meses después de la siembra. Al año de germinada sus hojas tienen una longitud de 10 centímetros y aún no se ha desarrollado el tallo.

 

PRODUCTOS DE LA PALMA

La Cera: Es extraída a manera de polvillo por raspado que se hace del fuste de la palma, del envés y la nervadura de las hojas. La característica principal es su alto punto de liquificación.

Madera: Por ser fibrosa no permite ser utilizada en carpintería o ebanistería. Se usa como canal para conducción de aguas, cercos, empaque en la construcción de casas de bahareque, en puentes peatonales rurales.

La madera tiene buena duración a la intemperie, por su figura estética se utiliza como ornamentación en parques, plazas, avenidas, también se usa en la conservación y protección de nacimientos y ríos.

 

HABITAT

Datos ecológicos: Crece en agrupaciones que conforman un paisaje de gran belleza; se encuentra a alturas de 2.500 - 2.800 msnm, en la formación bosque húmedo Montano Bajo (bh - MB), la precipitación media es de 1800m y a temperaturas que fluctúan entre 12-19º Centígrados.

Distribución geográfica: Se encuentra el género Ceroxylon en la parte oriental de la Cordillera Central en suelos ácidos, arenosos y livianos. Es la palma que crece a mayor altura sobre el nivel del mar, a la vez que alcanza mayor tamaño, llegando a mediar hasta 60 mts. En el Quindío se encuentra a partir del paraje denominado Cocora en el municipio de Salento, siendo más abundante en límites con el departamento del Tolima. La esbeltez de la palma y su singular porte han hecho de ella un símbolo de la flora colombiana.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Realizado por: MARIA CLARA SALAZAR Q.