Biología
  Documentos  
  Talleres
  Prácticas  
  Programa  
  Vida marina  
Ecología
  Documentos
  Talleres
  Programa
 
  Documentos Ecosistemas Colombianos  
  Geotrivias  
  Imagenes  
Grupo de biodiversidad
   
     
Inicio
   

DOCUMENTOS ECOSISTEMAS COLOMBIANOS

 

BOSQUES MONTANOS

Los bosques montanos están distribuidos en América, Africa, sureste asiático y en las islas del Pacífico. En América están presentes en Centroamérica, el Caribe y en la cordillera de los Andes.

En Suramérica el proceso de conversión de los bosque a otros usos ha reducido notablemente la cobertura original de estos ecosistemas, por lo que se consideran junto con los bosques secos tropicales, como uno de las zonas más amenazadas.

Los bosques montanos se caracterizan por tener un clima benigno, con abundancia de recursos, generador del recurso del agua y albergan el 78 % de la poblacion actual del país.

 

UBICACIÓN:

Los bosques montanos se encuentran en la Cordillera Occidental, Central y Oriental, en la Sierra Nevada de Santa Marta y en la Serranía de San Lucas, Cerro Tacarcuna y en la Serranía de Macuira en la Guajira.

Los bosques montanos pueden clasificarse en selvas subandinas y selvas andinas. Los límites altitudinales para estos tipos de selva varía de acuerdo a las condiciones de humedad. Así, los límites superiores de estas selvas tienden a estar a mayor altitud en vertientes húmedas que en secas.

En promedio el límite superior de los bosques húmedos tropicales (de tierras bajas) está entre 1000 y 1200 m; el de las selvas subandinas entre 2200 y 2700 m; y el de las selvas andinas entre 3300 y 3700 m. En algunos casos, como en montañas pequeñas o cercanas al mar se pueden tener bosques montanos a partir de los 500 msnm.

Pueden estar localizados en zonas secas. El aire que asciende de áreas más bajas se enfría y pierde la capacidad de conservar el vapor de agua de manera que se convierte en gotas de agua liquida que flota, formándose así la neblina. Un ejemplo es la Serranía de Macuira a 525 msms circunscrita por terrenos desérticos y que presenta neblina.

 

CLIMATOLOGÍA:

Temperatura: A lo largo de los gradientes altitudinales se tiene una disminución de la temperatura media del aire y del suelo, como una consecuencia de la disminución de la presión atmosférica y de la densidad del aire. En algunos lugares se tiene una disminución de 6 C por cada 1000 mts de altitud, pero esto no parece ser regla general.

Precipitación: En las montañas húmedas colombianas, la precipitación se incrementa desde la base hasta una determinada altitud (óptimo pluviométrico) y luego disminuye. En algunos casos puede presentarse un segundo pico de precipitaciones en la parte alta de la montaña. Estos óptimos pluviométricos corresponden a los cinturones de nubes observados en las montañas. Estos puntos pueden variar de acuerdo a la cordillera. Por ejemplo en la Cordillera Central se presenta un solo óptimo pluviométrico localizado a los 1500 mts en la vertiente oriental y a los 1800 mts en la vertiente occidental.

Se presentan bajas condiciones de luz debido a la bruma y la neblina.

 

SUELOS:

En los suelos de los bosques montanos la materia orgánica tiende a acumularse a medida que disminuye la temperatura, y el aumento de la humedad del aire y contenido de agua del suelo. Adicionalmente la hojarasca de los bosques montanos tiene altos contenidos de lignina y celulosa que son de difícil descomposición.

El suelo “falso” es común debido a la baja descomposicion de la hojarasca.

 

CICLO DEL AGUA:

Se recibe agua por la neblina, la precipitación, el rocío y el granizo. La neblina es interceptada por la vegetación y finalmente cae al suelo. El suelo del bosque permite un rápido drenaje interno, incluso en casos de fuertes lluvias, hasta el punto de que menos de un 1% de la precipitación se desliza sobre la superficie, lo que contrasta con áreas taladas, donde es alto el porcentaje del agua que corre superficialmente. Este flujo subterráneo es el que alimenta ríos y quebradas.

 

CARACTERÍSTICAS FISIONÓMICAS DE LOS BOSQUES:

A medida que se incrementa la altura sobre el nivel del mar la fisionomía de la vegetación presenta cambios graduales. Puede observarse que se presenta una disminución en la altura del dosel (copas de los árboles), en el número de estratos y en el tamaño foliar, una disminución en la diversidad de las especies y un aumento en la densidad de los individuos pertenecientes a la misma especie.

Una diferencia importante entre los bosques tropicales húmedos y los bosques montanos es que las lianas y bejucos son reemplazados por hemiepífitas, es decir plantas que germinan sobre los árboles y terminan enraizados en el suelo. Es común encontrar hojas de diversos colores, con superficies plegadas para aumentar la superficie de absorcion de la luz.

La productividad de hojarasca y de componentes leñosos también disminuyen con la altura. Se tienen datos de producción de 10.5 ton/ha en bosques húmedos tropicales y de sólo 1.3 ton/ha en bosques andinos. Esto se debe a la disminución de la temperatura y de la concentración de CO , lo que dismiunuye la tasa fotosintética y a la baja descomposición de la materia orgánica.

 

DIVERSIDAD DE ESPECIES:

Si bien los bosques montanos no son tan ricos como los bosques húmedos tropicales si son notablemente más ricos que los bosques de las zonas templadas.

Es frecuente encontrar bosques montanos con algunas especies codominantes, o una especie dominante como en el caso de los robledales que son dominados por Quercus humboldtii.

Cuando los transectos de estudio de la vegetación se comienzan en valles secos interandinos y se continuan dentro de los bosques montanos se presenta un aumento inicial en el número de especies hasta llegar a un óptimo, y luego se observa una disminución.

La diversidad es menor que en los bosques del Amazonas y del Chocó. Por ejemplo en el Amazonas en un décimo de hectárea se puede tener 152 y en el Chocó 260 especies. En bosque andino bajo se tienen 135 especies y en el bosque andino alto se tienen 35 especies.

 

ESPECIES CARACTERÍSTICAS Y ENDEMISMOS:

Entre especies de flora típica se encuentra la palma de cera (Ceroxylon quindiuense) el pino colombiano (Podocarpus sp) y el roble (Quercus humboldtii) entre otros.

Entre las especies de fauna se pueden mencionar el oso de anteojos, la danta de montaña, el venado, la guagua loba, el jaguar, el cusumbo, entre otros. Muchos de ellos se encuentran amenazados por la cacería y la destrucción de su habitat. El grupo más numeroso es el de los anfibios. Las estrategias de camuflaje de animales es muy común.

 

NECESIDADES DE INVESTIGACIÓN:

Se han detectado algunas prioridades de investigación relacionada con los bosques montanos, entre las cuales se pueden mencionar las siguientes:

Censos de vegetación, Censos de biodiversidad y aspectos funcionales de la fauna de los suelos, Biología y Ecología de Plantas y Animales (Interacciones, Polinización, Dispersión, Tasas de crecimiento) y Procesos de Regeneración Natural especialmente para la recuperación de áreas degradadas.

 

IMPORTANCIA:

  • Reservorios de variabilidad genética
  • Hábitat para fauna silvestre
  • Regulación de caudales e intercepción de neblina.
  • Control de la erosión de los suelos y avalanchas.

 

IMPACTOS:

Se considera que entre el 73% y el 90% de los bosques montanos de Colombia han sido deforestados para establecer cultivos agrícolas, actividades pecuarias, asentamientos humanos, explotación maderera, entre otras. Las principales extensiones que aún quedan en el país están en el flanco oriental de la cordillera oriental y en el flanco occidental de la cordillera occidental. En las áreas donde predomina la actividad agropecuaria, como por ejemplo en la zona cafetera (1200m – 1800m) sólo quedan algunos fragmentos de bosques secundarios. Se ven más afectados las selvas subandinas que los bosques andinos.